Nosotros

Nosotros 2018-01-09T14:39:11+00:00

El Colegio Campoalegre fue fundado 1978 en Bogotá y su fin primordial no sólo es la educación, sino también la búsqueda de su felicidad en su quehacer cotidiano. Este fin, pues, ha sido y es la piedra angular del Colegio Campoalegre; es su razón de ser.

El Colegio es el lugar donde los alumnos tienen la oportunidad de desarrollarse como personas íntegras y de encontrar su felicidad personal, propia y única. Tiene muy en cuenta el hecho que la persona es capaz de autorrealizarse, de mantener viva su capacidad de asombro, de alcanzar su felicidad, queriendo y siendo querido y reconocido.

Campoalegre es un colegio mixto y bilingüe que se caracteriza por tener grupos pequeños que no exceden los 20 alumnos por salón. Desarrolla una metodología de enseñanza interactiva con sus estudiantes y hace énfasis en artes. Desde su inicio ha graduado 25 promociones de bachilleres. La persona es en primera instancia un ser único y singular, pero también forma parte de una sociedad, y esta visión de co-responsabilidad consigo mismo y con el mundo, tanto en el presente como en el futuro, hace parte fundamental del perfil del alumno y la filosofía del Colegio.

La relación del individuo con el mundo está basada en la vivencia de valores tales como el respeto, la responsabilidad (con el presente y el futuro), la honestidad, la creatividad, la espontaneidad, la libre expresión de lo que piensa, siente y quiere para llegar a la autenticidad.

El alumno desarrolla habilidades tales como su capacidad crítica constructiva para dar solución a los problemas que se plantean y la construcción de su autonomía al ser capaz y valiente, se atreve a ser lo que es.

El proceso de aprendizaje que experimentan nuestros estudiantes permite que éstos lleguen a ser profesionales audaces, creativos, perseverantes, espontáneos y con visión de mundo.

El graduando es una persona sensible a su entorno, pluralista, respetuoso de distintos modos de pensar, de sentir y de vivir, innovador y audaz en sus propuestas.

Dentro de una reserva forestal el Colegio Campoalegre disfruta de la naturaleza. En él se respira aire puro vigorizante y su campo es lleno de energía y luz natural en donde la inspiración es inevitable y el camino a la creatividad se abre. El entorno exuberante y lleno de verdor invita al amor a la naturaleza y a lo natural, en oposición a lo artificial. Desde cualquier área, se busca el juego, el goce, el cuestionamiento.

 

Por otra parte y fundamentalmente, despierta en los alumnos una competencia sana y constructiva basada en auto superación en donde los alumnos aprenden a valorar sus fortalezas para alcanzar niveles importantes de desarrollo que siempre procuren su bienestar y felicidad.